Laura Villaverde

Hola a todos! hoy hizo un día muy soleado en Alemania y creo que por eso estoy mas contenta y tengo ganas de escribir.  Esta semana hice una fotografía y un poema para expresar lo que me está ocurriendo en este momento. Era importante para mi que el poema estuviera en la lengua de mi región, ya que como veréis a continuación esto tiene que ver, no solo con mis sueños, sino también con mis orígenes. Se que muchos de los que estáis leyendo esta entrada no habláis gallego, pero no os preocupéis, porque mas adelante explico todo lo que quiero decir con estos versos. Y para los que si lo entendéis, no seáis demasiado críticos, no era buena en literatura en el colegio y sé que me expreso muy mal xD

 

Pechei os ollos sin querer,
o tempo deixou de existir,
os olores podía ver,
as bagoas podía oír.
Lonxe e preto no tempo,
as verbas suxeitas no ar,
o lume rápido e lento,
ollar os paxaros voar.
O mundo nun continente,
o sabido descoñecer,
coñecida toda a xente,
todas as linguas comprender.
Cambia todo nun momento,
brincaba no meu fogar,
calor, sorriso e tempo,
sabía que estaba a soñar.
Os ollos comecei a abrir,
non sabía onde estaba,
o sol comecei a sentir,
sentía só que espertaba.
Estaba lonxe da terra,
me atopaba lonxe do mar,
na realidade moi lonxe,
moi lonxe do meu fogar.
Laura Villaverde

Y ahora explicaré un poco cómo hice “El sueño” y lo que significa para mi.

El proceso de esta fotografía me llevó mas tiempo que la mayoría de los autorretratos que suelo hacer. Me paré bastante con el maquillaje. Ondularme el pelo también es complicado porque lo tengo tan liso que no hay manera, así que me pasé un buen rato dándole con las planchas y echándole laca.   La verdad es que salvo algunas cosas que leí a cerca del maquillaje y algunos vídeos, no tengo ni idea de como se hace y me cuesta trabajo que quede bien. Pero tengo que decir que no todo el maquillaje lo hice previamente a la fotografía. La parte de los carrillos la hice en la edición, el resto del maquillaje de los ojos y el pecho es real. Antes de hacerlo estuve buscando tutoriales y al final me inspiré en los maquillajes de Kleire de Lys. Si os gusta el maquillaje os la recomiendo, ¡me encanta!.

Pero el mayor problema fue la luz. En Alemania, durante el invierno hay muy pocos días de sol. La mayoría de los días están totalmente cubiertos con una luz como si se fuera a hacer de noche todo el tiempo y a las cuatro de la tarde ya se empieza a hacer de noche de verdad, así que lo mejor es hacer las fotos por la mañana si vas a usar luz natural. La luz natural es mi preferida y es la que uso casi siempre, pero como ese día casi no había luz quería ayudarme de un flash externo. Por desgracia no tengo ni idea que es lo que le pasa a mi flash, espero poder solucionarlo cuando esté en España. El flash se enciende normalmente pero no carga, le cambié las pilas y le puse unas nuevas pero sigue sin funcionar. Si alguien tiene alguna idea a que se puede deber esto le agradecería las posibles respuestas. En fin, que me voy por las ramas. El caso es que tuve que hacer las fotos con la poca luz natural que había y dos lámparas de pie que tenía en casa. Una lámpara colocada en tres cuartos apuntando hacia mi y otra detrás para separar la figura del fondo y dar luz al pelo por detrás, lo que me facilitaría después el montaje para crear el fondo que quería poner.

En cuanto a la pose, adopté esa postura con las manos cruzadas y los ojos cerrados para transmitir el reposo y la calma que adquirimos al quedarnos dormidos.

Los colores que utilicé son el negro y el dorado. Elegí esos tonos para darle un toque irreal y porque el dorado está asociado con la riqueza. Para mi, la familia, los amigos y el lugar de donde vengo son riqueza, tesoros. Por eso puse las piedras doradas cerca del corazón, esas piedras los representan a ellos. Para ser sincera, no tenía pegamento para la piel así que las pegué con miel, una técnica bastante pringosa pero dio resultado jajaja, tuve suerte y no se movieron del sitio hasta el final. La parte del maquillaje donde se ven lineas rectas y curvas, representan las raíces y los caminos que llevan al lugar de donde vengo.

Con respecto al tema de la edición he de decir que el fondo original era de color negro y el que añadí después es una foto que hice de un paisaje. Todos los elementos que utilicé en el retoque digital los saqué de las fotos que hago en mis viajes. Y las partes del reloj que coloqué representan el tiempo. Pasado, presente y futuro se unen en un mismo momento. El paso de un lugar a otro se efectúa en un instante.

Y estos son los datos de la fotografía:
Modo de exposición: Manual
Distancia focal: 37 mm (no es lo mejor para los retratos, aunque depende de lo que quieras hacer. Para un retrato normal de rostro yo prefiero 50mm como mínimo, pero no podía alejar demasiado la cámara porque no tenía mucho espacio así que tuve que utilizar esa distancia focal)
Modelo de cámara: Canon 550D
Diafragma: f/ 4
Velocidad: 1/10
Iso: 400
Modo de disparo: Raw

“El Sueño” es una fotografía personal basada en lo que me dice el subconsciente a través de mis sueños. Y es que hace meses que tengo sueños muy parecidos y muchas veces todos terminan de la misma forma. Estoy en mi casa, en Galicia, hace sol, escucho los pájaros, los grillos, los gallos, los patos, los perros… Siempre están presentes el olor a campo, el calor de la chimenea, el paisaje…
Quiero abrazar a mis perros, ver a mis familiares, pero el sueño se termina sin poder hacerlo.

En mis sueños la gente habla en inglés, en alemán, en español, en gallego… yo los entiendo. Respondo en alemán como como si conociera el idioma desde siempre. En mis sueños el tiempo no existe y puedo estar en muchos lugares a la vez.

Lo que está haciendo mi subconsciente es reflejar mis deseos. Ahora mismo tengo mas morriña que nunca. Tal vez es porque se acerca cada vez mas el día de volver.

Estar fuera es realmente enriquecedor, conoces otras culturas, aprendes nuevos idiomas, adquieres experiencia y conoces sitios diferentes. Pero para tener todo esto tienes que dejar una parte de ti muy lejos, aunque mas bien soy yo la que siento que estoy lejos de todo. A algunas personas les resulta fácil, a otras mas difícil. Para mi depende de la época, pero siempre lo tengo presente.

La familia, los amigos, el hogar, tocar el piano, achuchar a los perros, ver los gatitos que acaban de nacer… son cosas que me estoy perdiendo. Y sentirme impotente  cuando sucede algo, o alguien me necesita y estar lejos, no poder ir y no poder hacer nada.

El tiempo que puedo estar allí nunca me llega y cuando puedo volver la próxima vez parece que pasó una eternidad. Y no debería quejarme pero siempre quiero mas. No debería quejarme porque tengo demasiada suerte, porque aunque eche muchas cosas de menos no quiere decir que aquí no esté bien, sino al contrario, en Alemania también tengo mi familia que me cuida, y mi gata Wika que me la llevo a todas partes. Tampoco debería quejarme porque antes la emigración era dura, ahora puedo chatear, hablar por teléfono las veces que quiera y viajar a España dos veces al año.
Hoy en día las distancias son mas cortas y la comunicación mas rápida y cuando te despides sabes que volverás en unos meses.

Ahora solo falta una semana para volver de vacaciones y supongo que porque solo falta una semana estoy mas impaciente por ir.

Y por fin podré hacer que mi sueño no termine en el mejor momento. Por fin podré continuarlo y ver y abrazar a mis seres queridos. Y podré decir que mi sueño está completo y se hizo realidad.

(Tal vez debería de haberle titulado “morriña” a este post jajajaja)

Como no volveré a escribir nada hasta después de las Navidades, os deseo unas felices fiestas!

Y os envío muchos besos desde el corazón de Europa.

 

Close
m

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Fusce neque purus, eleifend vel sollicitudin ut.

Instagram

@ My_wedding_day

Follow Us

Solene@qodeinteractive.com